martes, 15 de julio de 2014

ADIOS BONITA


Hoy, sin lugar a dudas, el mundo es un poco menos rico. Nos ha dejado la Abuela Vicenta, que pasará a la historia no solo por ser mi Abuela, sino posiblemente la mejor elaboradora de tortillas de patata del mundo. Malo es que te hayas ido pero peor es que te has llevado el secreto contigo. El de la tortilla, el de las judías con liebre, el del flan…
Gracias por todo. Posiblemente si tú no hubieras guisado así, tus hijas e hijo (que son muy grandes todos) serían de la generación del microondas y yo, jamás habría llegado donde estoy hoy.
Por cierto me quedo con la sartén de las tortillas y el plato de flores para darle la vuelta.
Te quiero.